BLOG

TEQUILA 916

por Samuel Jediael 01 jun, 2017

El municipio de Tequila, Jalisco dio su nombre a la bebida originaria de ésta tierra, elaborada a base de la fermentación y destilado del agave azul; bebida que se ha convertido en símbolo de nacionalismo y sinónima de “lo mexicano”.

Sin embargo, en los últimos 15 años esta bebida, que se cree fue un regalo de los dioses según la leyenda de su origen, ha estado llenando la cartera de dueños e inversores extranjeros, principalmente ingleses, estadounidenses y franceses.

La mayoría de los consumidores no saben que las casas productoras de tequila más reconocidas son de propiedad extranjera, sin embargo este dato deja de ser sorprendente si consideramos que el valor de la industria del tequila asciende a los 100 millones de dólares al año.

La primera casa tequilera que fue comprada por inversores extranjeros fue Tequila Cazadores, cuya marca fue adquirida por Bacardí en el año 2002. Seguida de Tequila Sauza, la cual fue adquirida por la casa norteamericana Beam Future brands y Tequila Viuda de Romero que hoy pertenece a la casa francesa Pernord Ricard. Uno de los casos más sorprendentes es Casa Herradura, cuya marca es una de las de mayor tradición en el país, operando desde 1870, y que hoy es propiedad de la estadounidense Brown Forman Corporation.

La lista es abundante y se nutre con el paso de los años. La causa es simple, el poderío económico extranjero no ve un competidor sólido en la débil y desgastada economía mexicana, así, los dueños y productores tequileros se ven seducidos por las grandes sumas que tienen como origen países extranjeros.

Algunos de los muchos otros casos son los siguientes:

  • Tequila Don Julio hoy pertenece a Diageo, Reino Unido
  • Tequila Casa Noble hoy pertenece a  Constellation Brands, EU
  • Tequilera Símbolo Distillery hoy pertenece a Colorado Spirits Importer, EU
  • 100 años, Hornitos y Tres generaciones  hoy pertenece a  Beam Global, EU
  • Tequila Espolón y San Nicolás hoy pertenece a Davide Campari, Italia
  • Cabo Wabo hoy pertenece a  Davide Campari, Italia
  • Tequilera Cielito Lindo hoy pertenece a William Grant & Sons Limited, RU
  • Herradura, El Jimador hoy pertenece a Brown-Forman Corporation, EU

Si bien es cierto que estas casas tequileras siguen representando fuentes de empleo para nuestro país, que genera recursos para el mismo y que el tequila sigue siendo un producto mexicano en su origen, también lo es el hecho de que la mayor ganancia por esta actividad pertenece ahora a otros países. Ante esta situación ¿Qué puede hacer el consumidor nacional? En primer lugar: informarse. Sólo así podrán tener la capacidad de decidir apoyar a marcas 100% mexicanas, que fortalecen la economía del país, permitiendo a su vez el crecimiento de la industria tequilera mexicana.

Tequila 916 es una de las casas tequileras que han resistido al acoso extranjero, tenemos un compromiso con nuestro país y es por eso que hemos cuidado con sumo respeto cada detalle de la elaboración de cada botella pues creemos que la excelencia será la nave que nos permitirá cruzar los mares de la historia y brindarle a las nuevas generaciones la oportunidad de disfrutar las mieles del legado vivo de nuestra herencia.

TEQUILA 916

por Samuel Jediael 01 jun, 2017

El municipio de Tequila, Jalisco dio su nombre a la bebida originaria de ésta tierra, elaborada a base de la fermentación y destilado del agave azul; bebida que se ha convertido en símbolo de nacionalismo y sinónima de “lo mexicano”.

Sin embargo, en los últimos 15 años esta bebida, que se cree fue un regalo de los dioses según la leyenda de su origen, ha estado llenando la cartera de dueños e inversores extranjeros, principalmente ingleses, estadounidenses y franceses.

La mayoría de los consumidores no saben que las casas productoras de tequila más reconocidas son de propiedad extranjera, sin embargo este dato deja de ser sorprendente si consideramos que el valor de la industria del tequila asciende a los 100 millones de dólares al año.

La primera casa tequilera que fue comprada por inversores extranjeros fue Tequila Cazadores, cuya marca fue adquirida por Bacardí en el año 2002. Seguida de Tequila Sauza, la cual fue adquirida por la casa norteamericana Beam Future brands y Tequila Viuda de Romero que hoy pertenece a la casa francesa Pernord Ricard. Uno de los casos más sorprendentes es Casa Herradura, cuya marca es una de las de mayor tradición en el país, operando desde 1870, y que hoy es propiedad de la estadounidense Brown Forman Corporation.

La lista es abundante y se nutre con el paso de los años. La causa es simple, el poderío económico extranjero no ve un competidor sólido en la débil y desgastada economía mexicana, así, los dueños y productores tequileros se ven seducidos por las grandes sumas que tienen como origen países extranjeros.

Algunos de los muchos otros casos son los siguientes:

  • Tequila Don Julio hoy pertenece a Diageo, Reino Unido
  • Tequila Casa Noble hoy pertenece a  Constellation Brands, EU
  • Tequilera Símbolo Distillery hoy pertenece a Colorado Spirits Importer, EU
  • 100 años, Hornitos y Tres generaciones  hoy pertenece a  Beam Global, EU
  • Tequila Espolón y San Nicolás hoy pertenece a Davide Campari, Italia
  • Cabo Wabo hoy pertenece a  Davide Campari, Italia
  • Tequilera Cielito Lindo hoy pertenece a William Grant & Sons Limited, RU
  • Herradura, El Jimador hoy pertenece a Brown-Forman Corporation, EU

Si bien es cierto que estas casas tequileras siguen representando fuentes de empleo para nuestro país, que genera recursos para el mismo y que el tequila sigue siendo un producto mexicano en su origen, también lo es el hecho de que la mayor ganancia por esta actividad pertenece ahora a otros países. Ante esta situación ¿Qué puede hacer el consumidor nacional? En primer lugar: informarse. Sólo así podrán tener la capacidad de decidir apoyar a marcas 100% mexicanas, que fortalecen la economía del país, permitiendo a su vez el crecimiento de la industria tequilera mexicana.

Tequila 916 es una de las casas tequileras que han resistido al acoso extranjero, tenemos un compromiso con nuestro país y es por eso que hemos cuidado con sumo respeto cada detalle de la elaboración de cada botella pues creemos que la excelencia será la nave que nos permitirá cruzar los mares de la historia y brindarle a las nuevas generaciones la oportunidad de disfrutar las mieles del legado vivo de nuestra herencia.

Share by: